22/9/09

La Noche en Blanco. Madrid 2009

La cuarta edición de la Noche en Blanco logró reunir a 800.000 personas .La Gran Vía, el Paseo del Prado, la Plaza de Oriente, El Jardín Botánico, el Palacio Real o el Círculo de Bellas Artes fueron los puntos más visitados por los visitantes. El cielo se cubrió con 30.000 globos con versos. De esta forma comenzaba esa noche especial en la que se desarrollaron un total de 200 actividades, más de 350 artistas respaldados por 272 instituciones.
El paseo del Prado se convirtió en una inmensa escuela de baile de los más diversos estilos, con más de 100.000 personas. Esta acción llegó a su punto álgido a la 01.30 horas en la plaza de Cibeles, con una macro fiesta de baile en la que, a esa hora, se congregaron mas de 43.000 personas.3.000 dibujos curativos que Aitor Saraiba y su equipo de dibujantes repartieron a lo largo de toda la noche. Además, el Circuito de Cine, que contaba con cuatro pantallas en otras tantas plazas del barrio de Chueca reunió a cerca de 12.000 cinéfilos.
Un recorrido masivo e interminable. Diez horas de movimiento para caminar, bajo la luna, por una ciudad cuyo asfalto se transforma en una galería improvisada. La de Madrid es la más grande, la referencia, pero no es la única. -.
Las raíces de las celebraciones artísticas nocturnas -formato La noche de... - son la confluencia de tres acontecimientos. El primero arrancó en 1997, en Berlín, y se convirtió en el debut de una noche institucional dedicada completamente al arte: la Lange Nacht der Museen (“larga noche de los museos”), que atrajo a decenas de miles de personas en su primera edición y desde entonces se celebra dos veces al año.
video
El segundo es el Festival de las noches blancas, cuyo origen se remonta a 1993 en la ciudad rusa de San Petersburgo y se celebra coincidiendo con el solsticio de verano. En esta época del año, entre el 11 de junio y el 2 de julio, el sol se oculta durante menos de una hora y el cielo permanece en un continuo crepúsculo. La versión rusa de La noche en blanco se prolonga a lo largo de varias semanas e incluye ballet, ópera y actuaciones musicales. Y el tercero es La nuit blanche, que nació en París en 2002, inspirada en sus dos predecesoras.
Diez horas sin brújula, rodeados de arte y con una sola regla: prohibido quedarse en blanco.
video

No hay comentarios:

Publicar un comentario